3 razones del éxito de la toalla desmaquillante

Por todas es sabido que la limpieza de la piel es indispensable para lucir un cutis bonito. Y hoy en día encontramos diferentes herramientas para retirar nuestro maquillaje de una forma rápida y eficaz. Discos de algodón, toallitas desechables, esponjas… Pero hoy vamos a centrarnos en (aunque aún no lo sepas) la joya de la corona: la toalla desmaquillante reutilizable.

¿Quieres entender a qué se debe su éxito? ¡Es toda una maravilla! Te contamos las 3 razones por las que esta toalla se va a convertir en un imprescindible dentro de tu rutina para desmaquillarte.

1. Limpieza profunda.

Con la toalla desmaquillante conseguirás una limpieza mucho más profunda que un lavado común. ¡No importa si llevas un maquillaje pesado! Disfruta de un cutis impecable respetando el pH de tu rostro, con una limpieza delicada para todo tipos de pieles.

Puedes utilizarla junto a tu limpiador favorito si lo deseas, pero no es indispensable utilizar ningún producto de limpieza. Es mucho más fácil que eso. Simplemente hay que mojarla con agua templada, escurrirla y pasarla por el rostro suavemente realizando movimientos circulares. Para los ojos, presiona la toalla durante unos segundos para derretir el maquillaje con el calor de los dedos y eliminarlo con facilidad. 

Además, este tipo de toalla realiza una ligera exfoliación diaria, eliminando las células muertas. Despídete de las impurezas gracias a los movimientos circulares en lugares donde más se acumula la suciedad, como la barbilla o la nariz.

2. Ahorra en todos los sentidos.

Por una parte, ahorra tiempo. Es cierto que a muchas mujeres les encanta las rutinas largas y rituales de mil pasos para limpiar su rostro. Pero para las que quieren desmaquillarse de forma rápida y sencilla en un solo paso, la toalla desmaquillante es el producto ideal. Funciona como una goma de borrar, eliminando de forma rápida el maquillaje a su paso.

Y por otra parte, ahorra dinero. Deja de gastar en discos desechables. Es cierto que en un principio son más baratos… pero a la larga ahorrarás si te compras un producto que dure en el tiempo. Con la toalla desmaquillante es tan sencillo como meterla en la lavadora o lavarla a mano para volver a tenerla como nueva. Te recomendamos dejarla secar de forma natural en un espacio ventilado. ¡Se lava y se estrena! Pudiendo usarse diariamente.

También ahorrarás en productos ya que puedes limpiar tu rostro sin utilizar limpiadores. Como ya te hemos comentado, solo tendrás que mojarla para decirle adiós a tu maquillaje.

3. Alternativa sostenible.

¿Cuántos discos de algodón desechables o toallitas desmaquillantes de un solo uso utilizas al día? Creando multitud de residuos cada vez que te desmaquillas. La toalla desmaquillante es la alternativa más sostenible, y con la que puedes cuidar el medio ambiente a la vez que limpias tu piel.

Disfruta de una piel limpia y sana sin contribuir a la contaminación de nuestro planeta. Aporta tu granito de arena para frenar el impacto medioambiental incorporando en tu rutina productos reutilizables.

Sus microfibras absorben y eliminan cualquier tipo de maquillaje y suciedad de la piel, aportando sensación de frescura sin generar basura para ello.

¿Entiendes ahora por qué necesitas una toalla desmaquillante en tu vida? ¿A qué esperas para unirte a la revolución? ¡Todo son ventajas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *