Cómo utilizar el rizador de pestañas correctamente

rizador de pestañas

Sus fieles seguidoras lo aman con locura, pero la más temerosas no se atreven a utilizar lo que parece ser un instrumento de tortura. Hablamos del rizador de pestañas. Riza tus pestañas hasta el infinito para una mirada expresiva y abierta, de una forma cómoda y sencilla. Lo único que necesitas es pillarle el “truco” para conseguir el mejor resultado. ¿Sabes cómo utilizar el rizador de pestañas correctamente? ¡Te lo explicamos!

Aplícalo antes de la máscara de pestañas

Este es un error que cometemos muchas de nosotras. Olvidamos utilizar el rizador, y cuando ya tenemos aplicada la máscara, nos acordamos de ello. ¡Error! No utilices el rizador tras haber aplicado tu máscara. Las pestañas deben estar completamente limpias para no dañarlas.

¿Dónde colocarlo?

Con los ojos abiertos, coloca tus pestañas superiores entre los dos extremos del rizador, procurando colocarlo de forma cuidadosa lo más cerca posible de tu párpado.

Las pestañas van sobre la almohadilla del rizador, guardando la distancia de seguridad para evitar los desagradables pellizcos. Presiónalo (5-10 segundos), y cuando hayas terminado abre de nuevo el rizador y quítalo con cuidado para no pegar tirones.

Rizado en distintos puntos

Puedes rizar tus pestañas en puntos diferentes para conseguir un resultado más sorprendente. Esto dependerá de la longitud de tus pestañas. Primero aplica presión en la base de las pestañas, y después vuelve a rizar en una zona intermedia o cerca de la punta. Así conseguirás una curvatura más natural.

¿Y si lo calientas?

Un “truquito” para que tus pestañas duren más tiempo rizadas es calentar el rizador con el secador de pelo. Cuando la goma haya tomado temperatura (ten cuidado con quemarte) podrás rizar tus pestañas.

Para un mejor resultado, aplica máscara de pestañas tras usar tu rizador, desde la base hasta arriba en forma de zigzag.

Te recomendamos…

El rizador de pestañas de Brushworks, muy cómodo y con mango ergonómico para un control total. Las almohadillas de silicona tienen cantos redondeados y son antideslizantes, lo que permite agarrar las pestañas con precisión y conseguir un rizado perfecto sin dañar la pestaña.

¡No temas! Si lo usas correctamente, se convertirá en una herramienta fundamental dentro de tu maquillaje de ojos. Y ahora que sabes cómo utilizar el rizador de pestañas, ¿a qué esperas para lucir una mirada llamativa y seductora?